“Mujeres, disidencias y militancias, ayer y hoy”

El Ente Público Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) abre una serie de muestras que reflejarán las luchas individuales y colectivas inspiradas en esta temática.

En el marco del Día Nacional de lxs Afroargentinxs y con el objetivo de promover la defensa de los derechos humanos, el Espacio Memoria presenta tres muestras  que evidencian las luchas de las mujeres, disidencias y militancias de hoy,  en relación a la perspectiva de la defensa de los derechos de la cultura africana.

Raíces afroargentinas,
parte de nuestra historia y nuestro presente

El arte es considerado la revelación del ser. Sin embargo,  nunca abjura de su condición histórica, y es en esta arena donde se dirime el arte afro con sus múltiples facetas. 

Si toda inserción artística es problemática, cuanto más si se trata de la poética afroamericana. La Muestra que hoy desplegamos nos proporciona uno de los aspectos fundamentales de las manifestaciones artísticas de origen africano en esta parte del “Atlántico Negro”: la interpelación, el cuestionamiento del arte y, por lo tanto, su actualización.

A partir de la conquista y colonización de América y del sometimiento del continente africano a la trata esclavista por parte de Europa, la irrupción de la figura del “otro” en la historia inaugura la modernidad. Esta irrupción supuso, además, la necesidad de la diferenciación por parte del europeo que construyó el mito del “buen salvaje” y, casi simultáneamente, su contracara, el “salvaje caníbal”, para justificar el ejercicio del poder colonial, esclavista, patriarcal y racista, junto con la violenta posesión de nuestros territorios.

La construcción del otro, eje central de la modernidad, deviene en conflicto no resuelto. Es decir, en tanto se haga de la diferencia un justificativo de la desigualdad, no se podrá pasar a otra etapa de la historia. Malu, Mutante y Mar apuntan al empoderamiento de las hermanas negras, subvirtiendo los roles a que fueron confinadas, recreando la sabiduría de nuestras ancestras, invocando la presencia de nuestras diosas, apuntalando un feminismo disidente y plurinacional; en fin, restableciendo una condición humana universal que había sido arrebatada por el crimen de la esclavización.Porque de eso se trata: de pugnar por un cambio del estado de las cosas tal como las conocemos, para pasar a otro estadío civilizatorio: las deslumbrantes obras de nuestras artistas impulsan y articulan, en un lenguaje polisémico, ese cambio, un cambio que ya comenzamos a respirar en la interacción dialogante con aquéllas.

Prof. Miriam V. Gomes,
Sociedad Caboverdeana,
agrupación Todos con Mandela, Comisión 8N.

“Topo da Pirâmide”

De la fotógrafa Malu Campello

Reúne registros de mujeres afrodescendientes y africanas que viven en la Argentina con el objetivo de cuestionar el lugar que ocupan las mujeres negras en la producción artística y contribuir  a su visibilización en un contexto social donde todavía se sigue insistiendo en la no existencia de esas cuerpas.

sobre la obra

Además de un proyecto artístico, “Topo da Pirâmide” es también una provocación y un llamado a la subversión: la subversión del lugar que históricamente fue destinado a las mujeres afrodescendientes, la base de la pirámide social, cargando en las espaldas todo el peso del racismo y del machismo. “Topo, que en portugués significa cumbre, es el lugar a donde aspiramos llegar, y está relacionado principalmente con el protagonismo de nuestras vidas, de nuestros sueños y de nuestros deseos. El camino hacia la cumbre no es individual ni solitario. Al contrario, solo es posible porque es colectivo. Es parte del proceso de empoderamiento que estamos transitando, como mujeres afrodescendientes conscientes de nuestra ancestralidad, mujeres que juntas vamos moviendo las estructuras del mundo”, explica la autora.

“Mujeres negras hermanadas, celebrándose unas a las otras y celebrando la vida, orgullosas de ser quienes son. Sororidad, ancestralidad, goce y belleza, no como conceptos vaciados de sentido o superficiales, sino como aquello que cimienta nuestra diversidad”.

“Yabás” Proyecto de la mujer afro y afrodescendiente

De la Artista MUTANTE ROBIN (Laura Robin Ávila da Silva)

Este proyecto representa la búsqueda de la actualización y recomposición de la condición humana perdida en medio de la esclavitud, a través de la representación de las figuras espirituales antropomórficas provenientes de la tradición oral de las comunidades afrobrasileñas, en un diálogo entre lo ancestral y la cultura de la diáspora.

sobre la obra
Reproducir vídeo

Laura Robin Ávila da Silva

"Reconstruimos nuestra memoria y nuestra identidad"

Yabás (iabás), significa en yoruba (iorubá) “Mãe Rainha” (Reina Madre). En la cultura afrobrasileña Nagô, proveniente de la nación yoruba, las Yabás son un colectivo de seis orixás (entidades espirituales) femeninas a las que se les adjudica la responsabilidad mancomunada del equilibrio de las cuestiones naturales ligadas a lo terrenal, y además, las cuestiones espirituales contempladas en la dicotomía Vida / Muerte. Cada una de ellas son: Yemanjá (iemanyá), Reina del Mar, y Madre Generosa; Iansã, Bella Guerrera, y Señora de los Relámpagos; Oxúm, Reina de los Ríos, del Amor y la Riqueza; Obá, Valiente Luchadora de las Aldeas; Ewá, Joven Cazadora; y Nanã, la más antigua, Dueña del Barro del Fin y del Reinicio.

Las características de cada una de sus personalidades e historias particulares, transmitidas oralmente, pueden encontrarse y visualizarse en cada uno de los momentos de la vida de las mujeres negras a lo largo de los siglos.

“Soy mujer afrobrasileña proveniente de una familia de ancestros que fueron esclavizados. Esclavizados en todos los sentidos, espirituales y artísticos. Obligados a negar nuestras propias raíces y libertad. A través de los siglos y de la lucha estamos conquistando espacios de visibilización y protagonismo de nuestras identidades culturales, de nuestro cotidiano, pudiendo mostrar aquello que en otros momentos nos ha costado la vida, o que debió ser sincretizado por la marginalidad a la que somos aún subyugados”.

“Una pegatina, múltiples voces”

De la artista visual Mar Diaz

La propuesta es  una pegatina visual, que deriva de múltiples voces. Es una serie fotográfica, resultado del encuentro que reúne el Arte y los feminismos, dentro de un escenario político hecho por y para mujeres: El 34º Encuentro Plurinacional de Mujeres en la Argentina.

sobre la obra
Reproducir vídeo

Mar Díaz Pacheco

"El arte es una herramienta de cuestionamiento de un sistema racista colonialista y patriarcal"

Éste proyecto reúne la acción performática, el grabado, la pegatina, la pintura, el dibujo, el mural y la fotografía en una nueva obra que pone en el escenario público, artístico y estético los trazos que conectan simbólicamente las voces de las mujeres desde otras latitudes de Latinoamérica. La decisión de documentar la acción pegatina, logra retratar la confianza, la complicidad del acto veloz de la intervención en el muro; acción que visibiliza la trama y las redes de los tejidos feministas en el continente.

“Esta propuesta visual, poética y política tiene como fin enunciar desde un lenguaje simbólico y artístico, aquello que se teje en lo privado; cárceles, colectivos, singularidades y agrupaciones de mujeres, quienes gestaron imágenes gráficas, anónimas, callejeras y en movimiento, para que sean públicas, para hacer de nuestros espacios públicos, nuestros espacios habitados, espacios de seguridad y confianza, acompañadas de mensajes que nos empoderen y que nos unan a la red”.

El derrotero de silen­ciamiento y ocultación de la comunidad negra es también parte de la historia argentina.