Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

28 12 2016
Pablo Llonto: “El reclamo hoy es la aceleración de los juicios de lesa humanidad”

Abogado y periodista, Pablo Llonto analiza el estado de las causas en las que se investigan los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar. “Se están realizando muchos juicios, pero el mayor inconveniente es el ritmo que tienen. Y si todos van lentos estamos frente a un problema”, señala. También cuestiona el traslado de los represores detenidos a Campo de Mayo.


Llonto es abogado querellante en representación de familiares de desaparecidos en las causas ESMA, Campo de Mayo, Vesubio, Puente 12 y Coordinación Federal, entre otras. Docente en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, su último libro es “El juicio que no se vio. Una mirada sobre el Juicio a las Juntas Militares”.

 

¿Cómo describiría el estado de los juicios de lesa humanidad?

Estamos en toda la Argentina con una situación que tiene muchos puntos a favor, pero muchos más en contra y esto se debe al paso del tiempo. Se están realizando muchos juicios y, en algunos momentos de este año, hubo entre 14 y 16 juicios a la vez, lo que da una sensación de movimiento. De hecho, Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos y La Plata han tenido seis juicios al mismo tiempo, algo que nunca había ocurrido. Pero el mayor inconveniente es el ritmo que tienen estos juicios. Es decir que puede haber muchos juicios al mismo tiempo, pero si todos van lentos estamos frente a un problema. Si esa lentitud hoy se evalúa de acuerdo al tiempo transcurrido nos encontramos ante un problema gravísimo. La lógica indica que cuanto más lejos estás del hecho, más rápido debería hacerse el juicio; porque toda la prueba y, sobre todo la testimonial, que es la base de los juicios, corre peligro. En todos los juicios hay testigos que se enferman o que fallecen. 

¿Cuáles son las causas y las responsabilidades de esta situación?

En el Poder Judicial debería tomarse la decisión de acelerar especialmente estos procesos. Debería haber una actitud crítica, resolviendo que estos juicios vayan primeros en la lista para imprimirles velocidad. Lamentablemente la decisión parece haber ido en el sentido contrario. Por ejemplo, estamos ahora ante el juicio ABO, para lo que debería tomarse la decisión de realizar al menos tres audiencias semanales. Pero se decide hacer una sola. Habrá alguna excepción, pero la mayoría de los juicios se alargan en lugar de acelerarse. Sería muy cómodo para nosotros  decir que es culpa del Poder Ejecutivo, pero no es así. Acá hay una decisión y una responsabilidad que es del Poder Judicial y sabemos que tiene nombre y apellido. Es el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien además preside la Comisión Interpoderes, creada hace casi siete años justamente para acelerar los juicios y para dotarlos de mayor agilidad. Esta comisión estuvo como un año sin reunirse, lo hizo en septiembre porque así lo solicitaron los organismos. 

¿Cómo se ubica la megacausa ESMA en ese marco? 

En esta causa quedan todavía más etapas, una vez que la actual llegue a término. Se presentaron muchos más casos y son muchos genocidas los que quedan por imputar. Uno siempre recuerda en una audiencia del juicio anterior, cuando Adolfo Donda explicaba en su descargo la cantidad de implicados en ESMA. Presentó unos cuadros con números que sumaban como 2500 y claramente dijo que deberían estar tan acusados como ellos. Todos saben cómo funcionó la ESMA y es así. El propio Adolfo Scilingo también declaraba que había que involucrar a todos, para cortar ese pacto de silencio. 

¿Cuándo se estima que finalizará este tramo del juicio ESMA?

Ya dijimos tantas fechas que no se cumplieron… tiene más de cuatro años. Espero que a mitad finalice a mediados de 2017. Estuvimos casi medio año con la defensa oficial, y ahora comienzan las defensorías privadas.

¿Por dónde pasa la solución a las dificultades?

El problema de los juicios en general, y de la ESMA en particular, son las audiencias.  Soy partidario de que a esta altura debería haber audiencias de lunes a viernes. Eso de tres veces por semana fue una concesión para los años anteriores. En todos los casos y en cada juicio que se inicia, tenemos la cabeza puesta en la pregunta: “¿Cuándo llegue a la sentencia estará vivo?”. Y va tanto para los imputados como para los testigos. Aunque, obviamente, la situación con respecto a la Argentina donde no había juzgamientos no es la misma. Hoy los juicios se hacen y todos los años hay sentencias. Este año, La Perla fue un juicio importantísimo; o en una comisaría de la Capital Federal donde se instruyeron las condenas; hubo juicios en La Plata y en la provincia de Buenos Aires. El reclamo de hoy es la aceleración de los juicios. También vemos con preocupación el traslado de los imputados a la cárcel de Campo de Mayo. El eje del cuestionamiento está en lo que significa para las víctimas y para las familias que los represores vayan a unidades militares. Además de que los “revictimiza”, porque ese lugar fue un centro clandestino de detención y tortura, lo que se llamó la Cárcel de Encausados de Campo de Mayo. Fue un lugar donde hubo compañeros secuestrados, donde hubo embarazadas, donde hay testigos que dicen que ahí también hubo partos. Entonces no puede ser que a un lugar que tiene que estar preservado como prueba judicial en investigación, vayan ahí estos tipos que pueden desde borrar pruebas a hacer lo que quieran.  




Otros artículos de Opinión

[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS