Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

20 09 2016
Leticia Guindi, docente: "Jóvenes y Memoria es un aprendizaje poderoso"

Profesora e integrante del Taller de la Memoria del Colegio N°4 Nicolás Avellaneda del barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, Leticia Guindi relata la participación de estudiantes y docentes  en el programa “Jóvenes y Memoria”, impulsado por el equipo de Programas Educativos del Ente Público Espacio Memoria.


“Me vinculé al programa Jóvenes y Memoria, desde que surgió su primer antecedente en la Ciudad de Buenos Aires, en 2007, con el nombre de Memoria Joven. Allí tomé contacto con el espíritu de una experiencia educativa innovadora, comprometida con los derechos humanos y con los jóvenes, de una intensidad tal que me transformó a mí como docente así como a los chicos y chicas que participaron llevando su muestra de fotos a Chapadmalal. Tal es así, que la existencia de nuestro querido Taller de la Memoria del Colegio Nicolás Avellaneda, creado en 2010, está indisolublemente unida a esa experiencia. 

Cuando nos enteramos de la reapertura en la Ciudad de Buenos Aires del programa en 2011 desde el Espacio Memoria y Derechos Humanos, fue una alegría en el Colegio y para todos los docentes con los que coincidimos en su apuesta educativa y transformadora. La propuesta había sido algo así como un amor a primera vista desde que tomamos contacto con su planteo político-pedagógico, y creo que tiene que ver con que se encontraba desde mucho tiempo antes prendada en nuestra mirada compartida con otros docentes en nuestro colegio y con los de otros secundarios. Allí iniciamos un camino que recorreríamos a partir de ese momento junto a compañerxs y exalumnxs (!) que se fueron sumando. La experiencia del Programa Jóvenes y Memoria ha sido tan valiosa para lxs chicxs, que el Taller de la Memoria del Avellaneda participó ininterrumpidamente del Programa hasta hoy.

En estos años fueron proliferando innumerables proyectos sobre memoria y derechos humanos de nuestros estudiantes, mientras realizábamos las visitas a la ex ESMA en los encuentros y capacitaciones y a otros sitios de memoria como Olimpo, Virrey Cevallos y Orletti, a los archivos y a diversas instituciones de organismos de derechos humanos. El aprendizaje se nutría también con las entrevistas, las investigaciones históricas, las encuestas, las muestras de fotos y videos, la confección de murales y baldosas, los juicios, las canciones, sus letras y grabaciones, y las búsquedas de todo tipo. Es un aprendizaje intenso, atrevido, democrático, algo desordenado y a veces poco armonioso como el que se establece a menudo con la tecnología esquiva y las computadoras o cámaras escasas. Pero básicamente es un aprendizaje poderoso. Y la creación, la investigación, la reflexión crítica, la convivencia, los espacios, todo, fue vertiginosamente unido en estas experiencias. 

Los resultados de los trabajos fueron presentados en los encuentros de Chapadmalal organizados por la Comisión Provincial por la Memoria que constituyen una motivación inigualable para los que fueron y para los que irán, y también en el propio espacio de la ex ESMA, que nos ofreció en varias oportunidades la posibilidad de mostrar el trabajo de nuestros alumnos, de participar en los talleres o seminarios y de capacitarnos regularmente sobre nuestra historia reciente y en distintas cuestiones y aristas de una temática inabarcable, renovada y dinámica tanto como urgente en un mundo que parece resistirse tanto a las políticas de memoria, verdad y justicia como a la plena vigencia de los derechos humanos y a las necesidades de los jóvenes. 

Pero allí están ellas y ellos con sus preguntas. ¿Qué pasa con nuestros derechos hoy? ¿Qué ocurrió en la historia reciente de la que venimos? ¿A dónde queremos ir? Creo que esto es lo más destacable, porque si para el desarrollo de un programa como este son imprescindibles las propuestas democráticas, docentes y espacios, lo central para Jóvenes y Memoria es el protagonismo y la participación de los estudiantes, nuestrxs queridxs pibes. Son ellas y ellos, los verdaderos sujetos de la experiencia, la búsqueda, la energía, la creatividad, la vitalidad, la inquietud y el compromiso en la construcción de memorias de la historia reciente y en la participación para la transformación presente y futura. 

Tienen cosas para decir, para conocer, para denunciar, para hacer y reivindicar y desde luego para sorprendernos permanentemente. En esa búsqueda discuten acciones, acuerdan colectivamente, ensayan, asumen desafíos, resuelven vicisitudes y aprenden pero sobre todo proyectan y eligen caminos posibles con ansias superadoras. En sus palabras, una de las participantes concluyó que aprenden “que luchando todos juntos se puede llegar lejos; que el trabajo de algunos pocos puede concientizar y ayudar a muchos”.

Una última confesión. La razón sigue insistiendo, como la primera vez, con preguntas, incertidumbres, cuestionamientos y la única certeza de que el camino no es simple, pero la emoción nos marca profundamente con el afecto y confianza cuando vemos lo recorrido." 




Otros artículos de Opinión

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS