Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

18 09 2018
LA VOZ DEL FUTURO

Los chicos y docentes del Liceo Nacional Nº2 Amancio Alcorta eligen la diversidad de género como tema central de su proyecto para el programa Jóvenes y Memoria.


Jóvenes inquietos, cuestionadores y reflexivos se juntan en la escuela, en las calles, en el barrio para alzar sus voces y pedir que se respeten sus derechos. Estos jóvenes, sin duda, son la clave del futuro porque tienen conciencia social, comprenden y se sienten empoderados para poder cambiar el rumbo de la historia. Maltrato institucional, violencia de género, interrupción voluntaria del embarazo, diversidad sexual, participación, militancia, derechos humanos son temas que no quedan afuera de la agenda de los jóvenes de hoy. Esa sensibilidad por las problemáticas sociales es una de las características comunes, que se ven en las expresiones de estos jóvenes que construyen su identidad. 

Marcela Viora es docente del Liceo Nacional Nº2 Amancio Alcorta, en Caballito. Con sus estudiantes lleva varios años participando del programa Jóvenes y Memoria, propuesta educativa que desde 2011 lleva adelante el Ente Público Espacio Memoria en la Ciudad de Buenos Aires. Cuenta que los chicos decidieron trabajar con temáticas vinculadas a la diversidad sexual. “El último proyecto que presentamos contiene fragmentos de historias de vida filmadas por los estudiantes sobre la discriminación hacia el colectivo LGBTI (Lesbianas Gays Bisexuales Trans Intersex)”, dice. 

Con un nombre que describe a la perfección el proyecto de investigación que realizaron los chicos, el video “La vida heterocorrecta” cuenta la historia de vida de dos personas, Katia que hace un cambio de género y Alberto que es un militante político por los derechos de los gays. Katia es peluquera y Alberto veterinario y a través de sus profesiones pudieron armar su vida con el compromiso de visibilizar, desde sus lugares, que es posible alcanzar los sueños. 

“Los chicos están muy involucrados con las problemáticas actuales. Les llama la atención el maltrato que viven a diario las chicas trans, la violencia de género, la trata de personas, el uso de las chicas para la prostitución, la violencia institucional, entre otros temas”, cuenta Marcela. Y explica que la escuela aparece como el lugar para debatir estos temas que a los chicos los inquietan y los preocupan. 

“Nuestro logro es que el trabajo que realizamos en este programa circule en las clases de Educación Cívica, que son en las que más se tratan estos temas, porque podemos conseguir que, a través de la educación, las personas no discriminen más. Los que tenemos que cambiar somos nosotros y la escuela tiene ese compromiso”, señala.

 Marcela asegura que “Jóvenes y Memoria” es muy importante ya que los chicos aprenden a generar, sostener y presentar una idea que luego transforman en un trabajo de investigación. Agrega que “permite formar a los chicos como futuros profesionales, ya que todos quieren seguir estudiando. Esto es parte de los logros del programa, formar personas con inquietud política y ciudadana”. 

En esa línea, el trabajo en equipo convierte a los jóvenes en protagonistas de un hecho colectivo que impacta más allá del aula y de la escuela. Son ellos los que interpelan a la comunidad, activan canales de comunicación y participación, ponen en tensión ciertos mitos y sentidos comunes, rompen silencios y crean nuevas formas de narrar sus experiencias. 

Los jóvenes conviven con realidades problemáticas que los atraviesan directamente. La reflexión sobre estos asuntos, la indagación sistemática y la producción de conocimiento en torno a ellos, es también una forma de pensar la relación pasado-presente, rastreando las causas de la injusticia, la discriminación o la exclusión. 

El desafío de este tiempo no radica sólo en poner en conocimiento los hechos del pasado. Se pone en juego la posibilidad de asignarles significados en vistas a un presente y un futuro más justos, igualitarios y solidarios, que permita a las nuevas generaciones reconocerse como sujetos históricos. Creado por la Comisión Provincial por la Memoria en 2002, el programa "Jóvenes y Memoria" hace que miles de estudiantes año a año recuerden para el futuro.

 




Otras Noticias

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS